Inspiración en la Parashá – Vaikra

וַיִּקְרָ֖א אֶל־משֶׁ֑ה וַיְדַבֵּ֤ר יְהֹוָה֙ אֵלָ֔יו מֵאֹ֥הֶל מוֹעֵ֖ד לֵאמֹֽר: דַּבֵּ֞ר אֶל־בְּנֵ֤י יִשְׂרָאֵל֙ וְאָֽמַרְתָּ֣ אֲלֵהֶ֔ם אָדָ֗ם כִּי־יַקְרִ֥יב מִכֶּ֛ם קָרְבָּ֖ן לַֽיהֹוָ֑ה מִן־הַבְּהֵמָ֗ה מִן־הַבָּקָר֙ וּמִן־הַצֹּ֔אן תַּקְרִ֖יבוּ אֶת־קָרְבַּנְכֶֽם: אִם־עֹלָ֤ה קָרְבָּנוֹ֙ מִן־הַבָּקָ֔ר זָכָ֥ר תָּמִ֖ים יַקְרִיבֶ֑נּוּ אֶל־פֶּ֜תַח אֹ֤הֶל מוֹעֵד֙ יַקְרִ֣יב אֹת֔וֹ לִרְצֹנ֖וֹ לִפְנֵ֥י יְהֹוָֽה:

Y El llamó a Moisés y le habló desde la tienda de reunión: «Di a los israelitas: “Cuando alguien de ustedes traiga una ofrenda al Señor, traerán su ofrenda de animales del ganado o del rebaño. Si su ofrenda es un holocausto del ganado, ofrecerá un macho sin defecto; lo ofrecerá a la entrada de la tienda de reunión, para que sea aceptado delante del Señor.

Levítico 1: 1-3.

La porción de la Torá de esta semana da inicio al libro de Vayikra (Levítico), siendo costumbre, el que este libro sea el primero que se les enseña a los niños. Vayikra también se conoce como Torat Kohanim, la instrucción de los sacerdotes. Si no ha estudiado el libro de Vayikra extensamente, esto puede parecer un poco extraño, pero si se examina de cerca, este orden en la enseñanza de la Torá tiene mucho sentido.

Vayikra describe el sistema de sacrificios. Bien se sabe que comprender este sistema, es fundamental para comprender todas las Escrituras. El sistema de sacrificios a menudo se pasa por alto, pero no se puede subestimar su importancia, tanto así que para Yeshua y sus discípulos, el sistema de sacrificios era fundamental para su relación diaria con Hashem.

La palabra sacrificio (Korban), tiene en su raíz el término que significa acercarse (likrov). Las traducciones habituales también toman otros términos con la misma raíz y los traducen como traer un sacrificio.

La comprensión correcta del texto hebreo implica el concepto de acercarse. Es decir, al traer el sacrificio uno se acerca a Hashem, el sacrificio en sí es un acercamiento, en otras palabras, el proceso del sacrificio es un acercamiento. Hashem hace que el hombre se acerque a Él a través del sacrificio o la ofrenda. En la Torá, la única forma de acercarse a Hashem es a través del sistema de sacrificios.

Cantar, bailar, adorar a Hashem es todo de vital importancia. Sin embargo, solo a través del sacrificio nos acercamos a Hashem. Acercarse a Hashem está íntimamente relacionado con el sistema de sacrificios. No se pueden separar.

Cuando Nabucodonosor destruyó el Templo, el método de Israel para acercarse a Hashem fue destruido. Esta calamidad fue posiblemente la peor catástrofe de toda la historia de la humanidad. Si no pudiéramos acercarnos a Hashem, ¿nos ha abandonado Hashem? Los profetas nos dan la respuesta. No, Hashem no nos ha abandonado, ni nos abandonará. Por lo tanto, sin el Templo, ¿cómo nos aproximamos o conmemoramos el acercarnos a Hashem? Este fue el propósito de la instalación del servicio de la sinagoga. El servicio de la sinagoga conmemora el servicio en el Templo de los sacrificios, y por medio del cual nos acercamos a Hashem. El momento de los sacrificios en los servicios de la sinagoga es emulado a través de la Amidá. Toda la razón para el servicio de la sinagoga (Arvit, Shajarit, Musaf y Minja), es la recitación de la Amidá. Sin el Templo, la recitación de la Amidá es lo más cercana posible a acercarnos a Hashem. En la Torá, nos acercamos a Hashem solo a través de los sacrificios. Como no tenemos Templo, lo más cerca que podemos llegar es a través de la recitación de la Amidá. Este es todo el propósito del servicio de la sinagoga. Mientras estudiamos Vayikra, tengamos en mente el propósito final de acercarnos a Hashem. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.