Inspiración en la Parashá – Ajarei Mot – Kedoshim

וְכִפֶּ֣ר עַל־הַקֹּ֗דֶשׁ מִטֻּמְאֹת֙ בְּנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֔ל וּמִפִּשְׁעֵיהֶ֖ם לְכָל־חַטֹּאתָ֑ם וְכֵ֤ן יַֽעֲשֶׂה֙ לְאֹ֣הֶל מוֹעֵ֔ד הַשֹּׁכֵ֣ן אִתָּ֔ם בְּת֖וֹךְ טֻמְאֹתָֽם:

Hará, pues, expiación por el lugar santo a causa de las impurezas de los israelitas y a causa de sus transgresiones, por todos sus pecados; así hará también con la tienda de reunión que permanece con ellos en medio de sus impurezas.

Levítico 16:16

La porción doble de la Torá de esta semana comienza con la porción que se lee en el servicio de Shajarit de Yom Kipur. Es la historia del servicio de Yom Kipur en el Templo y la base de toda la Mishnah Yoma, así como el tratado Yoma del Talmud. La porción describe el método, a través del cual, Israel y el Cohen Gadol alcanzan la expiación en Yom Kipur.

El término expiación a menudo se malinterpreta y, por lo tanto, se suele usar incorrectamente. La expiación no es perdón, no es redención y no es salvación. La expiación puede llevar a todos estos, pero la expiación por sí sola no alcanza ninguno de estos.

Entonces, la pregunta es la siguiente; si Israel, o alguien, trae una ofrenda como expiación por el pecado, ¿se requiere que Hashem les perdone el pecado? Es más ¿es necesario que Hashem se encuentre? Esta parece ser una pregunta ridícula. Hashem no está obligado a hacer nada, y mucho menos a perdonar a nadie. Entonces, ¿a quién perdona Hashem? La respuesta es simple, Hashem perdona a quien desea perdonar. Hashem puede perdonar a alguien que trae una ofrenda, y así mismo, Hashem puede perdonar a alguien que no trae una ofrenda. El perdón y la misericordia son cualidades del Santo, Bendito sea. La forma en que Hashem aplica su misericordia y gracia depende completamente de Hashem y solo de Su Voluntad.

Entonces, ¿qué es un sacrificio de expiación? ¿Para qué sirve? ¿Qué hace? Si no se requiere que Hashem perdone el pecado de alguien, ¿cuál es el propósito de un sacrificio de expiación? La respuesta es fundamental para comprender la naturaleza de la expiación. El sacrificio de expiación es un acto de obediencia y contrición. El sacrificio reconoce la soberanía, el control y el dominio de Hashem de todo el universo. Ésta es la definición de expiación; la expiación es un acto que reconoce a Hashem como nuestro Di-s soberano. Cuando se ha hecho la expiación, hemos traído un sacrificio en obediencia y contrición, en donde declaramos y aceptamos que aceptamos el poder omnipotente de Hashem sobre nosotros y el universo entero.

Israel se toma un día para obedecer y conmemorar el sacrificio con contrición, reconociendo la majestuosa soberanía de Hashem sobre nosotros. Cantamos Avinu Malkeinu, nuestro padre, nuestro Rey, y recordamos y conmemoramos los sacrificios de la porción de la Torá de esta semana como un acto de obediencia y demostración de nuestro entendimiento de que Hashem gobierna sobre toda la tierra. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.