Inspiración en la Parashá – Emor

וַיֹּ֤אמֶר יְהֹוָה֙ אֶל־משֶׁ֔ה אֱמֹ֥ר אֶל־הַכֹּֽהֲנִ֖ים בְּנֵ֣י אַֽהֲרֹ֑ן וְאָֽמַרְתָּ֣ אֲלֵהֶ֔ם לְנֶ֥פֶשׁ לֹֽא־יִטַּמָּ֖א בְּעַמָּֽיו: כִּ֚י אִם־לִשְׁאֵר֔וֹ הַקָּרֹ֖ב אֵלָ֑יו לְאִמּ֣וֹ וּלְאָבִ֔יו וְלִבְנ֥וֹ וּלְבִתּ֖וֹ וּלְאָחִֽיו: וְלַֽאֲחֹת֤וֹ הַבְּתוּלָה֙ הַקְּרוֹבָ֣ה אֵלָ֔יו אֲשֶׁ֥ר לֹא־הָֽיְתָ֖ה לְאִ֑ישׁ לָ֖הּ יִטַּמָּֽא: לֹ֥א יִטַּמָּ֖א בַּ֣עַל בְּעַמָּ֑יו לְהֵ֖חַלּֽוֹ:

Entonces el Señor dijo a Moisés: «Habla a los sacerdotes, los hijos de Aarón, y diles: “Ninguno se contamine con persona muerta entre su pueblo, salvo por sus parientes más cercanos, su madre, su padre, su hijo, su hija o su hermano, o por su hermana virgen, que está cerca de él, por no haber tenido marido; por ella puede contaminarse. No se contaminará como pariente por matrimonio entre su pueblo, pues él se profanaría. 

Levítico 21:1-4

La porción de la Torá de esta semana contiene una lista de los Moadim, los tiempos designados de Hashem. Esta es la sección que se estudia con más frecuencia. Sin embargo, el comienzo de esta porción de la Torá, se presenta una lista de las reglas que afectan la conducta de un Cohen con respecto a alguien que ha fallecido, es decir un cadáver.

Debido a que el Cohen está separado para Hashem, existen restricciones con respecto a que el Cohen visite una tumba. Al Cohen simplemente no se le permite hacer esto, hay excepciones a esta regla para las tumbas de familiares inmediatos. Aparte de los familiares inmediatos, un Cohen no puede contaminarse intencionalmente al acercarse a un cadáver o una tumba. Ahora bien, ¿qué tumbas puede visitar un Cohen? De acuerdo con la parashá, la familia inmediata se define como madre, padre, hermano, hijo, hija, hermana soltera y esposa. La porción deja en claro que un esposo puede contaminarse a sí mismo en la tumba de su esposa, pero que esta indulgencia no se extiende a contaminarse en los momentos en los que la esposa se encuentra en el estado de nida. En otras palabras, mientras ella esté viva, la esposa de un Cohen no debe causar su contaminación, pero si ella ha fallecido, él puede contaminarse para visitar su tumba.

Este es el razonamiento que determina quién debe representar el Kadish del doliente. Las reglas para el Kadish del doliente se aplican tanto al yahrzeit como a los que dicen Kadish en el primer año desde el fallecimiento de un pariente cercano. El pariente cercano se define como aquellos parientes por los que un Cohen puede contaminarse y visitar su tumba. Por lo tanto, ¿quién puede recitar el Kadish? La respuesta se proporciona en el texto, aquellos que están de luto por una madre, un padre, un hijo, una hija, un hermano, una esposa o una hermana soltera. El marido de una hermana casada la representa a ella, así como a su madre y a su padre, pero no a su hermano.

Estas son las únicas personas por las que debemos ponernos de pie y recitar el Kadish del doliente. La congregación sabe que cualquiera que realiza el Kadish está de luto por el fallecimiento de uno de estos parientes inmediatos. Si un amigo cercano o una persona importante fallecen, y la persona desea honrarlo con la recitación del Kadish, puede sentarse y recitar tranquilamente el Kadish en honor de la persona que está recordando. Pero, es importante que uno no se pare en este caso. De esta manera la congregación sabe con precisión quién está de luto por un familiar directo. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.