Inspiración en la Parashá – Jukat

וַיְדַבֵּ֣ר יְהֹוָ֔ה אֶל־משֶׁ֥ה וְאֶל־אַֽהֲרֹ֖ן לֵאמֹֽר: זֹ֚את חֻקַּ֣ת הַתּוֹרָ֔ה אֲשֶׁר־צִוָּ֥ה יְהֹוָ֖ה לֵאמֹ֑ר דַּבֵּ֣ר | אֶל־בְּנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֗ל וְיִקְח֣וּ אֵלֶ֩יךָ֩ פָרָ֨ה אֲדֻמָּ֜ה תְּמִימָ֗ה אֲשֶׁ֤ר אֵֽין־בָּהּ֙ מ֔וּם אֲשֶׁ֛ר לֹֽא־עָלָ֥ה עָלֶ֖יהָ עֹֽל: וּנְתַתֶּ֣ם אֹתָ֔הּ אֶל־אֶלְעָזָ֖ר הַכֹּהֵ֑ן וְהוֹצִ֤יא אֹתָהּ֙ אֶל־מִח֣וּץ לַמַּֽחֲנֶ֔ה וְשָׁחַ֥ט אֹתָ֖הּ לְפָנָֽיו: וְלָקַ֞ח אֶלְעָזָ֧ר הַכֹּהֵ֛ן מִדָּמָ֖הּ בְּאֶצְבָּע֑וֹ וְהִזָּ֞ה אֶל־נֹ֨כַח פְּנֵ֧י אֹֽהֶל־מוֹעֵ֛ד מִדָּמָ֖הּ שֶׁ֥בַע פְּעָמִֽים: וְשָׂרַ֥ף אֶת־הַפָּרָ֖ה לְעֵינָ֑יו אֶת־עֹרָ֤הּ וְאֶת־בְּשָׂרָהּ֙ וְאֶת־דָּמָ֔הּ עַל־פִּרְשָׁ֖הּ יִשְׂרֹֽף: וְלָקַ֣ח הַכֹּהֵ֗ן עֵ֥ץ אֶ֛רֶז וְאֵז֖וֹב וּשְׁנִ֣י תוֹלָ֑עַת וְהִשְׁלִ֕יךְ אֶל־תּ֖וֹךְ שְׂרֵפַ֥ת הַפָּרָֽה:

Después el Señor habló a Moisés y a Aarón: «Este es el estatuto de la ley que el Señor ha ordenado: “Diles a los israelitas que te traigan una novilla alazana sin defecto, que no tenga manchas y sobre la cual nunca se haya puesto yugo. Y ustedes se la darán al sacerdote Eleazar, y él la sacará fuera del campamento, y será degollada en su presencia. Entonces el sacerdote Eleazar tomará con su dedo de la sangre, y rociará un poco de sangre hacia el frente de la tienda de reunión, siete veces. Luego la novilla será quemada en su presencia; todo se quemará, su cuero, su carne, su sangre y su estiércol. El sacerdote tomará madera de cedro, e hisopo y escarlata, y los echará en medio del fuego en que arde la novilla.

Números 19:1-6

La porción de la Torá de esta semana contiene la mitzva inexplicable por excelencia, la novilla roja. La porción detalla una ceremonia bastante complicada para producir agua que se usa para descontaminar ritualmente. El agua de descontaminación puede diluirse infinitamente, por lo tanto, solo se han utilizado 9 novillas rojas para hacer las aguas de descontaminación a lo largo de toda la historia de Israel. Los sabios nos explican que la vaca roja, necesaria para reconstruir el Templo, anunciará el regreso del Mesías.

En los tiempos modernos no enfatizamos, ni siquiera prestamos atención a la contaminación ritual. En la Torá, la contaminación ritual es claramente un tema muy importante. Una de las preguntas importantes que debemos hacernos es ¿por qué? ¿Por qué es importante la contaminación ritual?

La contaminación ritual puede tener uno de varios orígenes. Estos orígenes aparentemente no están relacionados. Tocar un cadáver, enfermedades de la piel y participar en ciertos rituales lo dejan en un estado de contaminación. Entonces, ¿qué es esta contaminación? ¿Qué significa la contaminación? La contaminación es un recordatorio de la conexión que tenemos entre lo que está dentro del tiempo y el espacio y lo que no está dentro del tiempo y el espacio. La contaminación ritual es una condición espiritual, es decir, una condición de Ruaj y Neshama. La condición de contaminación ritual existe fuera del tiempo y del espacio, sin embargo, el remedio a la contaminación debe ejecutarse dentro del tiempo y del espacio. Este reconocimiento de una condición de Ruaj y Neshama, y ​​el reconocimiento de que se requiere un remedio físico, nuevamente nos mantiene mentalmente en un estado de conexión entre lo que está fuera del tiempo y el espacio y lo que es físico. Este es un principio básico de la Torá, que debemos tener constantemente en mente que estamos conectados, tanto física como espiritualmente, y debemos actuar en consecuencia. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.