Inspiración en la Parashá – Kedoshim

וַיְדַבֵּ֥ר יְהוָֹ֖ה אֶל־משֶׁ֥ה לֵּאמֹֽר: דַּבֵּ֞ר אֶל־כָּל־עֲדַ֧ת בְּנֵֽי־יִשְׂרָאֵ֛ל וְאָֽמַרְתָּ֥ אֲלֵהֶ֖ם קְדשִׁ֣ים תִּֽהְי֑וּ כִּ֣י קָד֔וֹשׁ אֲנִ֖י יְהוָֹ֥ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם: אִ֣ישׁ אִמּ֤וֹ וְאָבִיו֙ תִּירָ֔אוּ וְאֶת־שַׁבְּתֹתַ֖י תִּשְׁמֹ֑רוּ אֲנִ֖י יְהוָֹ֥ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם: אַל־תִּפְנוּ֙ אֶל־הָ֣אֱלִילִ֔ם וֵֽאלֹהֵי֙ מַסֵּכָ֔ה לֹ֥א תַֽעֲשׂ֖וּ לָכֶ֑ם אֲנִ֖י יְהוָֹ֥ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם:

Entonces el Señor le dijo a Moisés: «Habla a toda la congregación de los israelitas y diles: “Santos serán porque Yo, el Señor su Dios, soy santo. Cada uno de ustedes ha de reverenciar a su madre y a su padre, y guardarán Mis días de reposo. Yo soy el Señor su Dios. No se vuelvan a los ídolos, ni se hagan dioses de fundición; Yo soy el Señor su Dios.

Levítico 19:1-4

La porción de esta semana contiene uno de los mandamientos más importantes de toda la Torá. Seréis santos, porque yo soy santo. ¿Qué significa esto precisamente? ¿Cómo podemos ser santos como Hashem es santo? ¿Qué quiere decir Hashem cuando dice que es santo?

En hebreo, el término santo, kadosh, tiene un significado muy específico. La connotación es separación. Debemos ser santos, es decir, separados, como Hashem es santo, separados. ¿Cómo se separa Hashem? Hashem es diferente a cualquier otro ser. Hashem es, por su propia naturaleza, diferente, separado. Para estar separados, como Hashem, debemos trabajar en ello. No está en nuestra naturaleza estar separados, sino más bien, está en nuestra naturaleza desear ser como todos los demás. Esto ha sido una falta en nosotros a lo largo de nuestra historia. Desde el becerro de oro hasta las violaciones de la Torá hoy, nuestro esfuerzo no ha sido el de estar separados, sino el de ser como todos los demás.

En cambio, nuestro esfuerzo debe ser no ser como los demás. Deberíamos estar separados. Hashem nos ha dado instrucciones sobre cómo estar separados. Nuestras instrucciones, nuestra Torá, nos instruye sobre cómo ser separados, es decir, santos para Hashem. A medida que seguimos la Torá y obedecemos los mandamientos de Hashem, nos separamos de las otras naciones. Nuestro comportamiento se convierte en algo que debe ser emulado por las otras naciones. Yeshua hizo esto perfectamente. Podemos observar su comportamiento, su seguimiento de la Torá, y ver qué significa realmente separación, santidad. El Mesías es nuestro brillante ejemplo de cómo ser santo. Mientras nos esforzamos por actuar como Yeshua, nos esforzamos por seguir los mandamientos de Hashem, la Torá de Hashem. Así como Yeshua fue separado y distintivo, debemos tratar de ser separados y distintivos, y ser santos como Hashem es santo. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.