Inspiración en la parashá – Ki Tavó

וְלָֽקַחְתָּ֞ מֵֽרֵאשִׁ֣ית | כָּל־פְּרִ֣י הָֽאֲדָמָ֗ה אֲשֶׁ֨ר תָּבִ֧יא מֵֽאַרְצְךָ֛ אֲשֶׁ֨ר יְהֹוָ֧ה אֱלֹהֶ֛יךָ נֹתֵ֥ן לָ֖ךְ וְשַׂמְתָּ֣ בַטֶּ֑נֶא וְהָֽלַכְתָּ֙ אֶל־הַמָּק֔וֹם אֲשֶׁ֤ר יִבְחַר֙ יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֔יךָ לְשַׁכֵּ֥ן שְׁמ֖וֹ שָֽׁם: וּבָאתָ֙ אֶל־הַכֹּהֵ֔ן אֲשֶׁ֥ר יִֽהְיֶ֖ה בַּיָּמִ֣ים הָהֵ֑ם וְאָֽמַרְתָּ֣ אֵלָ֗יו הִגַּ֤דְתִּי הַיּוֹם֙ לַֽיהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֔יךָ כִּי־בָ֨אתִי֙ אֶל־הָאָ֔רֶץ אֲשֶׁ֨ר נִשְׁבַּ֧ע יְהֹוָ֛ה לַֽאֲבֹתֵ֖ינוּ לָ֥תֶת לָֽנוּ:

« …tomarás las primicias de todos los frutos del suelo que recojas de la tierra que el Señor tu Dios te da, y las pondrás en una canasta e irás al lugar que el Señor tu Dios escoja para establecer Su nombre. Te presentarás al sacerdote que esté en funciones en esos días y le dirás: “Declaro hoy al Señor mi Dios que he entrado en la tierra que el Señor juró a nuestros padres que nos daría».

Deuteronomio 26:2-3

La porción de la Torá de esta semana comienza con una descripción de la ofrenda Bikurim. Según Levítico 23:17, la ofrenda Bikurim comienza todos los años en Shavuot. Los Bikurim, o primicias, se colocan en una canasta y se llevan al Templo, al Cohen de turno. El oferente luego recita una letanía de Deuteronomio 26 que resume la historia de los hijos de Israel. Antes de entrar en la tierra prometida. Termina la recitación y se entregan las primicias al Cohen para su consumo. Una vez que el oferente ha presentado la ofrenda Bikurim, sus cosechas son elegibles para ser consumidas y utilizadas. No se permite consumir nada antes de la ofrenda Bikurim.

Existe un gran concepto erróneo acerca de las “primicias” que ocurren durante Pesaj. El Omer, u ofrenda de gavilla, se trae desde el segundo día de matzá hasta Shavuot. Esta ofrenda es muy diferente de la ofrenda Bikurim. Para la ofrenda de la gavilla, una gavilla de grano, una para toda la nación de Israel, se lleva al Cohen, quien la lleva al altar y la mece. No hay canasta, no hay letanía, es grano y no otro fruto, es simplemente una ofrenda muy diferente.

La ofrenda Bikurim procedía de cada granja y campo lo suficientemente cerca de Jerusalén para que las frutas no se echaran a perder durante el viaje. Cada pueblo traía sus Bikurim al Templo acompañados de gran celebración y fanfarria. Los desfiles de los pueblos agrícolas de todo Israel llegaban a Jerusalén con música, tambores y bailes para llevar los Bikurim al Templo. El Bikurim era una de las ofrendas más alegres del Templo.

Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.