Inspiración en la Parashá Ki Tisá

וַיַּֽעֲבֹ֨ר יְהֹוָ֥ה | עַל־פָּנָיו֘ וַיִּקְרָא֒ יְהֹוָ֣ה | יְהֹוָ֔ה אֵ֥ל רַח֖וּם וְחַנּ֑וּן אֶ֥רֶךְ אַפַּ֖יִם וְרַב־חֶ֥סֶד וֶֽאֱמֶֽת: נֹצֵ֥ר חֶ֨סֶד֙ לָֽאֲלָפִ֔ים נֹשֵׂ֥א עָוֹ֛ן וָפֶ֖שַׁע וְחַטָּאָ֑ה וְנַקֵּה֙ לֹ֣א יְנַקֶּ֔ה פֹּקֵ֣ד | עֲוֹ֣ן אָב֗וֹת עַל־בָּנִים֙ וְעַל־בְּנֵ֣י בָנִ֔ים עַל־שִׁלֵּשִׁ֖ים וְעַל־רִבֵּעִֽים:

Entonces pasó el Señor por delante de él y proclamó: «El Señor, el Señor, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, el que perdona la iniquidad, la transgresión y el pecado, y que no tendrá por inocente al culpable; que castiga la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación».

Éxodo 34:6-7

La porción de la Torá de esta semana contiene otro momento crucial en la historia de los hijos de Israel, el becerro de oro. La conclusión del incidente del becerro de oro es que a través de la intercesión de Moisés, Hashem perdona a los hijos de Israel. Moisés luego pronuncia los 13 atributos de Dios, como se expresa en Éxodo 34:6-7.

Los 13 atributos son el pilar de la comprensión de la relación de Hashem con los hijos de Israel. Cada año, antes y durante los días del arrepentimiento, recitamos los 13 atributos repetidamente. Nos recordamos, comenzando con el servicio de Selijot, que Hashem es un Dios de misericordia, compasión y perdón.

Moisés recita los 13 atributos en respuesta al hecho de que Hashem perdona a Israel. Acordaos que todo Israel está en el Sinaí, tanto los que están allí como los que no están. Esto te incluye a ti y a mí, todos en todas partes y todos los que estarán. El pecado del becerro de oro recae sobre todos nosotros, los que estamos y los que no. La gracia y misericordia de Hashem, del mismo modo, descansa sobre los que están allí y los que no están.

Es con esto en mente que recitamos los 13 atributos. El Dios de Tanakh es el Dios de la gracia y la misericordia. Asimismo, el Dios del Brit Chadasha es un Dios de gracia y misericordia. Ellos son iguales.

Los 13 atributos señalan que aunque Hashem nos perdone, las consecuencias de nuestro pecado nos afectan, incluso hasta la 3ra y 4ta generación. El perdón de Hashem no significa que podemos pecar sin consecuencias. Esto es cierto para todos los creyentes en Yeshua. Hashem nos perdona, sin embargo, hay consecuencias por el pecado. Así como hay consecuencias nacionales para Israel por el pecado del becerro de oro, hay consecuencias individuales por el pecado de los individuos, incluso hoy. El perdón no significa que somos liberados automáticamente de las consecuencias del pecado. Entonces, como la gracia es dada a través de Yeshua el Mesías, debemos esforzarnos por no apoyarnos en esa gracia. Hashem ama la obediencia sobre el sacrificio. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.