Inspiración en la Parashá – Ree

עַשֵּׂ֣ר תְּעַשֵּׂ֔ר אֵ֖ת כָּל־תְּבוּאַ֣ת זַרְעֶ֑ךָ הַיֹּצֵ֥א הַשָּׂדֶ֖ה שָׁנָ֥ה שָׁנָֽה: וְאָֽכַלְתָּ֞ לִפְנֵ֣י | יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֗יךָ בַּמָּק֣וֹם אֲשֶׁר־יִבְחַר֘ לְשַׁכֵּ֣ן שְׁמ֣וֹ שָׁם֒ מַעְשַׂ֤ר דְּגָֽנְךָ֙ תִּֽירשְׁךָ֣ וְיִצְהָרֶ֔ךָ וּבְכֹרֹ֥ת בְּקָֽרְךָ֖ וְצֹאנֶ֑ךָ לְמַ֣עַן תִּלְמַ֗ד לְיִרְאָ֛ה אֶת־יְהֹוָ֥ה אֱלֹהֶ֖יךָ כָּל־הַיָּמִֽים: וְכִֽי־יִרְבֶּ֨ה מִמְּךָ֜ הַדֶּ֗רֶךְ כִּ֣י לֹ֣א תוּכַל֘ שְׂאֵתוֹ֒ כִּֽי־יִרְחַ֤ק מִמְּךָ֙ הַמָּק֔וֹם אֲשֶׁ֤ר יִבְחַר֙ יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֔יךָ לָשׂ֥וּם שְׁמ֖וֹ שָׁ֑ם כִּ֥י יְבָֽרֶכְךָ֖ יְהֹוָ֥ה אֱלֹהֶֽיךָ: וְנָֽתַתָּ֖ה בַּכָּ֑סֶף וְצַרְתָּ֤ הַכֶּ֨סֶף֙ בְּיָ֣דְךָ֔ וְהָֽלַכְתָּ֙ אֶל־הַמָּק֔וֹם אֲשֶׁ֥ר יִבְחַ֛ר יְהֹוָ֥ה אֱלֹהֶ֖יךָ בּֽוֹ: וְנָֽתַתָּ֣ה הַכֶּ֡סֶף בְּכֹל֩ אֲשֶׁר־תְּאַוֶּ֨ה נַפְשְׁךָ֜ בַּבָּקָ֣ר וּבַצֹּ֗אן וּבַיַּ֨יִן֙ וּבַשֵּׁכָ֔ר וּבְכֹ֛ל אֲשֶׁ֥ר תִּשְׁאָֽלְךָ֖ נַפְשֶׁ֑ךָ וְאָכַ֣לְתָּ שָּׁ֗ם לִפְנֵי֙ יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֔יךָ וְשָֽׂמַחְתָּ֖ אַתָּ֥ה וּבֵיתֶֽךָ:

Diezmará toda la cosecha de semillas que el campo da, año por año. Y comeréis delante del Señor, vuestro Dios, en el lugar que él elija para establecer su Nombre en él, los diezmos de vuestro grano, vuestro vino y vuestro aceite, Y el primogénito de tu ganado y de tus ovejas, para que aprendas a temer al Señor, a tu Dios, todo el día. Y si el camino es demasiado largo para ustedes, que no puedan llevarlo, porque el lugar que el Señor, su Dios, elegirá para establecer Su Nombre en él, está demasiado lejos de ustedes, porque el Señor, su Dios, los bendecirá. Entonces lo convertirás en dinero, y atarás el dinero en tu mano, y irás al lugar donde el Señor, tu Dios, elegirá. Y convertirás ese dinero en lo que tu alma desee; ganado, ovejas, vino nuevo o vino viejo, o lo que su alma desee, y comerán allí delante del Señor, su Dios, y se regocijarán, ustedes y su hogar.

Deuteronomio 14:22-26

Esta parasha, como con muchos en Deuteronomio, contiene una gran cantidad de mitzvot. En el capítulo 14, vemos en los versículos 22-26 la mitzvá del segundo diezmo. El mandamiento del segundo diezmo es que reservamos el diez por ciento de la comida para estar en Jerusalén durante las fiestas de peregrinación.

Normalmente pensamos en el diezmo como dinero que damos, así que es un poco extraño pensar en el dinero que usamos como diezmo. Pero el mandamiento es bastante claro, reservamos dinero durante todo el año para ser utilizado específicamente en Jerusalén para la comida cuando visitamos durante Pesach, Shavuot y Succot. En realidad, es como un fondo de vacaciones. Se supone que debemos visitar Jerusalén y el mandamiento de este tipo asegura que tenemos fondos suficientes para hacerlo en los momentos señalados.

Al igual que el primer diezmo, que podemos conmemorar dando a nuestra sinagoga local, también podemos conmemorar el segundo diezmo. Podemos reservar fondos para visitar Israel y gastarlo allí cada año. Así como se nos ordena gastar el diez por ciento de nuestros ingresos para nuestro peregrinajes a Jerusalén y al templo, para que podamos reservar dinero todo el año para visitar Jerusalén, aunque no exista ningún templo hoy.

Otra mitzvá que está interesantemente conectada con el segundo diezmo se encuentra en el versículo 16:16. Cuando vamos a Jerusalén durante estas fiestas de peregrinación, no debemos aparecer con las manos vacías. Este es el mandamiento para la Chagiga, la ofrenda del Festival. La Chagiga es una ofrenda que todos los hombres deben traer durante cada uno de los festivales: Pesach, Shavuot, y Succot. Esta ofrenda se trae además de las otras ofrendas que se mandieron para estos festivales. Todo un tratado de Talmud está dedicado a la Chagiga. El Chagiga es un tipo de Shlamim, ofrenda de “paz”. Parte del sacrificio es por un aroma agradable a Hashem, parte de la ofrenda es comida para los Kohayn, y parte de la ofrenda es comida para el portador de la ofrenda. Una pregunta debatida en el tratado Chagiga es si el dinero del segundo diezmo puede ser utilizado para comprar la ofrenda de Chagiga. La determinación es interesante. Un Chagiga debe ser llevado por cada hombre, sin embargo, más de un Chagiga puede ser llevado como uno desea. Por lo tanto, la primera Chagiga, la requerida, debe ser comprada con fondos fuera del segundo diezmo. Las ofrendas adicionales de Chagiga pueden ser compradas con dinero del segundo diezmo.

Otro aspecto importante de la Chagiga es que todo hombre debe traerlo. Por lo tanto, constituye la mayoría de la comida del Festival para cada uno de los festivales de peregrinación. Esto incluye Pesach, con la mayoría de los alimentos del Seder siendo de la ofrenda de Chagiga. La ofrenda de Pesach estaba reservada hasta el final de la comida con el fin de asegurar que todos los presentes comieran de hecho un pedazo del Pesach, pero la mayor parte de la comida era de hecho la ofrenda Chagiga.

Shabat Shalom

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.