Inspiración en la Parashá – Shabat Zajor

זָכ֕וֹר אֵ֛ת אֲשֶׁר־עָשָׂ֥ה לְךָ֖ עֲמָלֵ֑ק בַּדֶּ֖רֶךְ בְּצֵֽאתְכֶ֥ם מִמִּצְרָֽיִ: אֲשֶׁ֨ר קָֽרְךָ֜ בַּדֶּ֗רֶךְ וַיְזַנֵּ֤ב בְּךָ֙ כָּל־הַנֶּֽחֱשָׁלִ֣ים אַֽחֲרֶ֔יךָ וְאַתָּ֖ה עָיֵ֣ף וְיָגֵ֑עַ וְלֹ֥א יָרֵ֖א אֱלֹהִֽים:

Acuérdate de lo que te hizo Amalek en el camino cuando saliste de Egipto, cómo te salió al encuentro en el camino, y atacó entre los tuyos a todos los agotados en tu retaguardia cuando tú estabas fatigado y cansado; y él no temió a Dios.     

Deuteronomio 25:17-18 

La lectura de Maftir para este Shabat, Shabat Zajor, es de Deuteronomio 25: 17-18. Debemos recordar (zojer) a Amalek. Este Shabat Zajor corresponde siempre al Shabat inmediatamente anterior a Purim.

Debemos recordar lo que nos hizo Amalek. Amalek nos atacó, a los más débiles de entre nosotros, los rezagados, atacó a nuestros más vulnerables en su momento más vulnerable. Lo que hizo Amalek fue aborrecible, repugnante e inhumano, y nunca debemos olvidarlo.

Recordamos lo que hizo Amalek como introducción a la temporada más alegre del calendario. Purim, seguido de Pesaj, son las dos fiestas mayormente reconocidas y asociadas con la salvación y redención de Hashem. El pueblo judío es salvo, sin embargo, comenzamos esta temporada festiva con el recuerdo de lo que Amalek nos hizo.

Este recuerdo es una advertencia. Así como Amán, un reconocido descendiente de Amalek, trató de destruirnos; tal como lo recordamos anualmente con la lectura de la Hagadá de Purim, en cada generación individuos (descendientes espirituales de Amalek) se levantan contra nosotros para destruirnos, pero Hashem es nuestra salvación.

Recordamos que los griegos seléucidas, y luego los romanos, mataron a nuestros sabios en decenas de miles. Recordamos que fueron los romanos los que mataron a nuestro Mesías, aunque él no permaneció en las profundidades del sepulcro. Recordamos los horrores del Shmad y la matanza de las Cruzadas. Recordamos las expulsiones de España, Inglaterra y Holanda.

Recordamos a Bohdan Khmelnytsky y los pogromos de los rusos blancos. Recordamos a Alfred Dreyfus, el antisemitismo en Francia y en toda Europa Occidental. Recordamos a los nazis y el Holocausto. Recordamos a Gush Etzion. Recordamos los ataques terroristas contra Israel, matando a jóvenes y ancianos, a los débiles y cansados, a los rezagados a nuestra retaguardia. Recordamos todas estas cosas, porque incluso en nuestro momento de mayor alegría, Amalek todavía está aquí. Recordamos. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.