Inspiración en la Parashá – Toldot

וַיָּ֥זֶד יַֽעֲקֹ֖ב נָזִ֑יד וַיָּבֹ֥א עֵשָׂ֛ו מִן־הַשָּׂדֶ֖ה וְה֥וּא עָיֵֽף: יֹּ֨אמֶר עֵשָׂ֜ו אֶל־יַֽעֲקֹ֗ב הַלְעִיטֵ֤נִי נָא֙ מִן־הָֽאָדֹ֤ם הָֽאָדֹם֙ הַזֶּ֔ה כִּ֥י עָיֵ֖ף אָנֹ֑כִי עַל־כֵּ֥ן קָֽרָא־שְׁמ֖וֹ אֱדֽוֹם: וַיֹּ֖אמֶר יַֽעֲקֹ֑ב מִכְרָ֥ה כַיּ֛וֹם אֶת־בְּכֹרָֽתְךָ֖ לִֽי: וַיֹּ֣אמֶר עֵשָׂ֔ו הִנֵּ֛ה אָֽנֹכִ֥י הוֹלֵ֖ךְ לָמ֑וּת וְלָֽמָּה־זֶּ֥ה לִ֖י בְּכֹרָֽה: וַיֹּ֣אמֶר יַֽעֲקֹ֗ב הִשָּׁ֤בְעָה לִּי֙ כַּיּ֔וֹם וַיִּשָּׁבַ֖ע ל֑וֹ וַיִּמְכֹּ֥ר אֶת־בְּכֹֽרָת֖וֹ לְיַֽעֲקֹֽב:

Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado, dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto, fue llamado su nombre Edom. Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura. Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura.

Génesis 25: 29 -33

Como ocurre con gran parte del libro de Génesis, la parashá de esta semana contiene un momento crucial en la historia. Esaú regresa de un día de rastreo y caza y se encuentra con Jacob cocinando un guiso de lentejas, lentejas rojas, para ser específico.

Esaú le dice a Jacob que “vierta en mí” la sustancia roja, porque Esaú estaba cansado y hambriento. Esta idea de “derramar en mí” se explora en el tratado de Shabat 155b. Está prohibido alimentar a la fuerza a los animales en Shabat. Sin embargo, se permite “verter en ellos” todo lo que les apetezca comer. Jacob responde con una condición, que Esaú le venda su primogenitura. Es importante notar que la condición aquí es que Esaú venda a Jacob su primogenitura, la condición no es la venta en sí. En otras palabras, no se da a entender que el precio de la primogenitura es un plato de lentejas rojas, ni se da a entender que, si Esaú accede a venderle a Jacob su primogenitura, Jacob lo alimentará. El precio real de la primogenitura no se menciona en el texto. Midrash Rabbah explica que es un precio justo, más que el valor de un plato de lentejas.

La respuesta de Esaú a la idea de vender su primogenitura es que simplemente no le importa. La primogenitura no es importante para él. Es un cazador que deambula por un juego de rastreo de área. Es Jacob quien es el agricultor, es él quien valora un campo para cultivar alimentos. Para Esaú, la propiedad de un campo es simplemente un estorbo. En consecuencia, Esaú no valora la tierra, ni la promesa de Hashem de la tierra. Este desprecio de la primogenitura es una diferenciación importante entre Jacob y Esaú, Israel y Edom, incluso hoy. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.