Inspiración en la Parashá – Vayerá

הִנֵּה־זֶ֣ה הָיָ֔ה עֲו‍ֹ֖ן סְדֹ֣ם אֲחוֹתֵ֑ךְ גָּא֨וֹן שִׂבְעַת־לֶ֜חֶם וְשַׁלְוַ֣ת הַשְׁקֵ֗ט הָ֚יָה לָהּ֙ וְלִבְנוֹתֶ֔יהָ וְיַד־עָנִ֥י וְאֶבְי֖וֹן לֹ֥א הֶֽחֱזִֽיקָה:

Pues esta fue la iniquidad de tu hermana Sodoma: arrogancia, abundancia de pan y completa ociosidad tuvieron ella y sus hijas; pero no ayudaron al pobre ni al necesitado.

Ezequiel 16:49

La porción de la Torá de esta semana contiene varias narrativas importantes. Entre estas narraciones se encuentra la historia de la destrucción de Sodoma y Gomorra. Según la Torá, el pecado de Sodoma y Gomorra fue tan grande que hubo un clamor a Hashem. Entonces, ¿cuál fue este gran pecado?

La respuesta a esta pregunta no se da realmente en la porción de la Torá. Todo lo que la Torá nos dice es que el pecado fue grande. Para descubrir cuál fue este gran pecado, debemos remitirnos a Ezequiel 16. Allí, vemos lo realmente grade que fue este pecado.

Hay muchas enseñanzas con respecto a las suposiciones sobre el gran pecado de Sodoma y Gomorra. La mayoría de estas enseñanzas involucran una sexualidad aborrecible de un tipo u otro. Sin embargo, vemos en Ezequiel 16 que según Hashem, el gran pecado que produjo el clamor a Hashem no involucró sexualidad en absoluto, más bien, involucró orgullo y la falta de extender una mano amiga a los pobres.

Este es el gran pecado de Sodoma y Gomorra, no extender una mano amiga a los pobres. Las enseñanzas modernas no nos apuntan hacia el pecado real de Sodoma y Gomorra, pero la Torá sí lo hace. Lot se esfuerza por extender su mano en caridad y hospitalidad a los extraños. De hecho, lo hace poniendo en peligro su propia vida. Extiende la mano de la caridad y la hospitalidad a los extraños. Esta acción es justicia en una ciudad injusta. El resultado es que él y su familia son rescatados y salvados. No todas las acciones de Lot pueden describirse como justas. Ciertamente, el ofrecimiento de sus hijas a la multitud es, en el mejor de los casos, cuestionable. Pero la acción diferenciadora entre Lot y la ciudad injusta es que Lot no dudó en extender su mano hacia el extranjero y el necesitado. Shabat shalom.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL

Recibe las últimas noticias, enseñanzas y actualizaciones sobre Yeshivat Shuvu 

Rabbi Steven Bernstein

Steve was born on Lag B’Omer in Ann Arbor, MI but was raised in Gainesville, FL. The son of two University of Florida professors, he excelled in the sciences in school. In addition to his normal academic studies, he pursued his Jewish education studying with many Rabbis and professors of Judaic Studies from the University including visiting Rabbis such as Abraham Joshua Heschel and Shlomo Carlebach.